¿Quiénes somos?

ARIPI nació como espacio en el que todos aquell@s que amamos la cultura rumana pudiéramos mantener un diálogo intercultural real con la sociedad en la que vivimos, trabajamos y nos desarrollamos como personas; un espacio desde donde transmitir a nuestr@s hij@s las identidades que nos definen, un espacio que nos permitiera reconocernos en esa definición que un alumno de nuestra ESCUELA DE RUMANO (creada en 2006 y financiada por el Gobierno de Rumania) ofreció con toda naturalidad. Al ser preguntado por una reportera “¿Y tú qué eres, rumano o español?” el niño contestó: “yo soy rumano de España”. Pues eso.

El nombre ARIPI (en español, “alas”) nos pareció un buen augurio. También hacía falta una imagen, un símbolo irrepetible y, tras varios intentos, Roxana y Dan Pavelescu hallaron al pájaro cuyas alas se despliegan en un gesto optimista, amplio, esperanzador. Nos encantó. Dan terminó de perfilarlo y de este modo, quedó ligado para siempre al nacimiento de ARIPI y, allá donde esté, sabe que se lo agradecemos.

 
 

Siguieron tiempos inciertos, duros como todos los comienzos, tiempos de búsquedas y carencias. Queríamos participar de la vida cultural alicantina, pero no sabíamos cómo, hasta que LA SEDE CIUTAT D’ALACANT DE LA UA nos brindó la primera oportunidad: organizar un stand con artesanía y una muestra gastronómica. Nos salió bien y nos vinimos arriba. Lo siguiente fue un taller de huevos pintados. Se hizo cargo del taller una joven pintora, Licenciada en Arte por la Universidad de Iasi, Iuliana Leonte. Y poco a poco, la Sede Universitaria se convirtió en nuestra casa hasta hoy, gracias a Manolo Alcaraz, Emilio Soler, Josefina Bueno y Jorge Olcina. Junto con el Vicerrectorado de Cultura de la UA y sus arquitectos (José Carlos Rovira, Jesús Pradells, Josefina Bueno y Carles Cortés que, además, es miembro fundador de ARIPI) organizamos intercambios de orquestas, de obras teatrales, recitales, tertulias literarias, ciclos de conferencias, conciertos de rock y de jazz, festivales de cine…

Poco después de levantar el vuelo, ARIPI empezó a ampliar sus filas. Dumitru Catarig solía interpelar a la gente que hablaba rumano en el supermercado o en la playa, invitándoles a hacerse soci@s… Era recibido a veces con desinterés y otras con curiosidad, pero lo que nos hizo crecer y cohesionarnos realmente fueron el grupo folclórico CODRISORUL y LA ESCUELA DE RUMANO.

CODRISORUL nació gracias a María Brudan, coreógrafa de danza clásica y folclórica, cuyas hijas Maria y Lia, ambas violinistas, se implicaron en el proyecto, a veces como instrumentistas, otras bailando y hoy siguen creyendo en el folclore como fórmula de aprendizaje cultural y crecimiento personal. Es un axioma que cobra vida en la “Escuela de Rumano para la segunda generación de migrantes”, proyecto financiado por el Gobierno de Rumania que alcanza este año su decimoquinta edición. En los cimientos de nuestra escuela está el trabajo de Diana Almaşi y Maria Marc. Hace más de un lustro, la maestra Luminiţa Mihai asumió la responsabilidad educativa de los más pequeños integrantes de la comunidad rumana en Alicante.

En todos nuestros proyectos hemos tenido el apoyo de la universidad, una institución amplia de miras, solidaria y sensible ante la problemática de las migraciones y la diversidad. A lo largo de su existencia, la Asociación ARIPI llevó adelante proyectos ambiciosos, como TRAUTOROM, el primer motor de traducción automática rumano-español del mundo, desarrollado por los profesores Mikel Forcada y Delia Prodan. Otro proyecto singular es el documental ZMEUL LUI ANDREI – LA COMETA DE ANDREI, obra de Vicente Pascual, finalista en importantes certámenes internacionales.

ARIPI auspició los conciertos de EMY DRAGOI, NIGHTLOSERS, o BALKANAMERA y memorables espectáculos de títeres ¿DÓNDE ESTÁ MI SAQUITO? o LOS TRES CABRITILLOS, del Proyecto LA EUROPA QUE NOS UNE o los proyectos LEONARDO con presencia de destacados periodistas rumanos en Alicante, así como de grandes escritores (Dan Lungu, Denisa Comanescu, Dinu Flamand, Domnica Radulescu, Gianina Carbunariu, Gabriel Chifu, Traian Dobrinescu) o del Académico de la Lengua, MARIUS SALA.

ARIPI fue galardonada en Madrid con el premio Pueblo Nuevo y por el Gobierno de Rumania por su constante esfuerzo para contrarrestar la imagen negativa de los rumanos en España.

 

item-1.jpg:
Photo by melanie kuipers from FreeImages

item-2.jpg:
Photo by Alexas_Fotos from Pixabay

item-3.jpg:
Photo by Donald Cook from FreeImages

 

item-4.jpg:
Photo by Hamzy Selamat from Unsplash

item-5.jpg:
Photo by Fernando Fazzane from FreeImages

 
 

Facebook de ARIPI

Para cambiar de imagen, recarga la página

PuzzleCuarentenas